“…sostenía que la sociedad y la ‘educación domesticadora y esclavista’ deshumanizaban y desnaturalizaban a la mujer imponiendoles obligaciones morales. Entre ellas mencionaba, aceptar la maternidad aunque no quisiera, la vida sedentaria en el hogar y el desconocimiento de la vida sexual. Contra estas exigencias, afirmaba:
«Pero la mujer, equipotencial al hombre, tan humana como él, es un ente social que tiene derechos propios que la sociedad debe reconocer y que, si ésta no reconoce, ella, consciente de su valor, de su dignidad, de sus posibilidades, debe conquistar. Derechos a sí misma…»”.
Nota del pensamiento de Martín Fernández, capítulo La deconstrucción de la desigualdad.

Este fragmento lo hemos tomado del libro que compartimos hoy “La revolución sexual de nuestro tiempo. El discurso médico anarquista sobre el control de la natalidad” de la Doctora en Historia (Universidad Nacional de La Plata) Nadia Ledesma Prietto. Especialista en temas de género, colabora en revistas y libros y además compiló “Historia y metodología. Aproximaciones al análisis del discurso”. Dejamos otro fragmento y la sinopsis de este libro.

“Destacando el papel de la mujer en la sociedad y reivindicando la maternidad como justificativo para la adquisición de derechos, Elvira Rawson de Dellepiane (1892: 9) explicitó a los jurados los motivos que originaron su tesis “Apuntes sobre higiene en la mujer”:

«La mujer destinada a cumplir el rol mas importante en la repoduccion de la especie; con una organizacion mas delicada y reducida por esta elevada misión y las costumbres á desempeñar un papel secundario en la vida activa de los pueblos privada de las libertades que goza el otro sexo; sofocando sus pasiones; con una educacion casi siempre insuficiente y causa de sus errores; exenta de ejercicios y llena de peligros que comprometen su vida y su destino, encuentra en la higiene etapas de su evolución.»” Tomado del capítulo: Las médicas feministas.

“El médico anarquista Juan Lazarte habló de ‘revolución sexual de nuestro tiempo’ para definir los cambios que durante la primera mitad del siglo XX comenzaron a observarse en la Argentina. En este sentido, Nadia Ledesma Prietto se propone contribuir a la construcción de una genealogía de narrativas a favor de lo que hoy llamamos derechos sexuales y (no) reproductivos. Si bien existen diversas voces y colectivos que lucharon por su concreción desde las primeras décadas del siglo XX, aún no han sido rescatadas por la historiografía. Por ello, este libro aporta historicidad al reclamo de derechos anticonceptivos, sexuales y de maternidad voluntaria que todavía hoy son resistidos por parte de diversos sectores de la sociedad, las instituciones religiosas y el Estado.

En estas páginas se asume una perspectiva relacional de análisis para examinar distintos discursos dentro del campo médico, señalar continuidades, inflexiones y contradicciones entre los diversos posicionamientos, entre los cuales se destacan las intervenciones de los médicos anarquistas durante el período 1930-1950. La autora sostiene que la particular modulación que las narrativas médicas ácratas hicieron de distintas tradiciones -fundamentalmente de los postulados eugénicos- se tradujo un discurso conceptualmente disruptivo respecto de la noción de maternidad como destino único para las mujeres. La defensa y difusión de los métodos anticoncepcionales que realizaron desde sus distintos espacios de acción contribuyó a la autonomía de las mujeres sobre sus cuerpos, particularmente a decidir sobre el ejercicio o no de la maternidad. Asimismo, señalaron la necesidad de escindir la sexualidad de la reproducción e hicieron de la noción de la revolución sexual la piedra angular de su propuesta.”

El libro está disponible para préstamo en formato físico. Dejamos un par de enlaces relacionados al tema y a las imagenes compartidas en la ficha:

1) http://comunizar.com.ar/la-comuna-paris-las-mujeres…/

2) https://serhistorico.net/…/pioneras-anarcocomunistas…/

0