No somos artistas ni músicos ni escritores. En este espacio preferimos ser nada.

Porque cuando se busca tal afán es normal se pretenda ganar o agrandar lo inexistente. Porque cuando se utilizan estos términos, el ego se exalta, ocupa voltear a ver si está haciendo lo correcto.

Escribir es maravilloso, el arte es maravilloso. Respetamos el arte y los considerados artistas. Vivir de ello requiere mucho esfuerzo y dedicación, también vender. Desconocemos si en sí esto sea malo, pero buscamos explorar otros medios de exposición, fuera del mercado.

Nuestra pretensión por eso es no pretender, pasar lejos de este calificativo. Nuestra pretensión no es más que buscar la libertad del espíritu, los espíritus de expresión, y no ataduras al molde industrial.

Porque cuando nace crear, poner una semilla, se es por un rato libre. Libres de comunicar y dejar plasmada nuestra efímera existencia, donde por un momento, podemos tomar un respiro, o un re-significado.

“Los músicos sólo se preocupan de la música; los músicos profesionales tienen que preocuparse de cuestiones comerciales. Si nuestro objetivo es ser músico, tal vez lo mejor sería no hacerse músico profesional. Si lo que queremos es servir a la música, esto es parte del precio que tenemos que pagar por ese privilegio.” 

Robert Fripp

En fin algo somos, pero por un instante preferimos ser nada.

Esa será por ahora, nuestra mayor atadura.

7+